¿Por qué usar medicamentos genéricos?

Capsulas de medicamento

Un medicamento genérico es aquel cuya composición química se encuentra en dominio público, o que posee la misma concentración y dosificación que un equivalente cuya patente haya caducado. Produce los mismos efectos que este último, ya que poseen el mismo principio activo.

¿Cuál es la diferencia entre los medicamentos genéricos y comerciales?

Los Medicamentos genéricos y los de marca son iguales en eficacia, seguridad y calidad y contienen el mismo principio activo, la misma dosis y forma farmacéutica (comprimido, jarabe, etc.).

Por tanto, no existe ninguna diferencia real como medicamentos entre genéricos y marcas.

La diferencia real es la promoción que reciben y los precios comparativos entre ellos, ya que al ya no tener que invertir en la investigación previa para realizar un medicamento, estos se vuelven más baratos.

¿Por que se venden diferentes nombres del mismo medicamento?

En algunos casos las mismas farmacéuticas al caducar su patente bajan sus precios, cambian de nombre e imagen  para seguir vendiendo ante los precios de medicamentos genéricos.

Esta calidad, eficacia y seguridad permiten que cada miembro de la familia pueda aspirar a aumentar la esperanza y calidad de vida de los pacientes al combatir algunas causas de mortalidad más comunes.

En cambio, los medicamentos de marca presentan una media de cinco nombres comerciales diferentes para un mismo principio activo, lo que puede generar confusiones en los pacientes.

¿Como es posible elaborar los medicamentos genéricos?

Todos los medicamentos son susceptibles de tener su correspondiente genérico una vez caducada la patente.

Si bien los medicamentos genéricos más utilizados entre la población, como el ibuprofeno o el Omeprazol, están indicados para dolencias leves, también existen medicamentos genéricos de alta especialización.

¿Como se prueban o garantizan los medicamentos genéricos?

Los laboratorios de medicamentos genéricos realizan estudios de bioequivalencia para garantizar que son iguales al de marca.

Un estudio de bioequivalencia es un estudio realizado en seres humanos, con todos los permisos éticos y regulatorios de las autoridades, que demuestra que dos medicamentos actúan igual en el organismo y presentan la misma eficacia y seguridad. El estudio de bioequivalencia garantiza que el principio activo llega al organismo en la misma cantidad, en el mismo tiempo y se elimina de la misma forma que el medicamento al que se compara. Así, se garantiza que ambos fármacos son terapéuticamente equivalentes; es decir, que curan igual y que pueden sustituirse entre ellos.

¿Como identificarlos?

La denominación de los medicamentos genéricos es muy clara y siempre es la misma: el nombre del principio activo del fármaco (por ejemplo, ibuprofeno, atorvastatina, etc.) seguida del nombre del laboratorio que lo comercializa. Por ejemplo, un ibuprofeno 600 mg es siempre un ibuprofeno 600mg, lo que evita confusiones al denominarlo así.

Gracias a esta información ahora será más fácil la toma de decisiones para cuidar de tu salud sin gastar innecesariamente.