Salud Natural y mucho más para tu día a día.
Origen del espagueti con albóndigas
Origen del espagueti con albóndigas

Origen del espagueti con albóndigas

Contrariamente a la creencia popular, el espagueti con albóndigas no es un plato italiano, y si uno viaja a Italia, aparecerá en algunos menús simplemente para satisfacer el apetito de algunos turistas estadounidenses. El plato, que consta de espagueti combinados con salsa de tomate y albóndigas de carne molida, fue inventado originalmente por inmigrantes italianos que llegaron a Estados Unidos en el siglo XIX.

Dado que los tomates enlatados se encontraban entre los únicos artículos disponibles en las tiendas, los cocineros caseros solían preparar una rica salsa marinara con ajo, aceite y tomates. Los espaguetis también eran uno de los únicos ingredientes italianos disponibles en las tiendas, por lo que la pasta delgada y larga también se hizo más popular en los hogares de los inmigrantes recién llegados.

El espagueti con albóndigas sabrosas y grandes fue creado como uno de los verdaderos símbolos de la cocina italoamericana, aunque el plato no es de origen italiano.

En la actualidad, este platillo junto con los cientos de otros tantos italoamericanos o italianos auténticos son de las cosas preferidas de muchas personas en el mundo. Tan grande es el impacto que, al hacer una búsqueda de comida a domicilio cerca de mi, satisfarás tu antojo de comida italiana gracias a la facilidad que nos dan las apps de delivery junto s los extensos menús.

Anatomía de la gran albóndiga

Como muchas recetas italianas, las albóndigas funcionan con el enfoque de “mirarlo a ojo” para medir los ingredientes. Pero se necesita más que poner un puñado de carne molida en un tazón y amontonar una cantidad indiscriminada de pan rallado. Las albóndigas tienen su mejor sabor comenzando con carne molida mezclada con ternera molida o cerdo molida, o ambos. La ternera y/o el cerdo agregan un poco de grasa a la mezcla, lo que hace que la albóndiga esté más húmeda y al mismo tiempo infunda más sabor.

En cuanto al condimento, agrega pan molido con especias italianas o al pan duro remojado en leche bien antes de agregar los demás ingredientes. Después de agregar un poco de queso parmesano, use un huevo para unir la mezcla. A algunos cocineros emprendedores les gusta agregar nueces de pignoli o espinacas a la receta, mientras que otros esconden la mozzarella en el medio cuando hacen una bola de carne. 

Espagueti con albóndigas

Cómo cocinar tus albóndigas

El método más fácil para preparar las albóndigas para tu espagueti con albóndigas es dejarlos crudos en una olla de salsa hirviendo a fuego lento en la estufa. Mójalos suavemente y aléjate. Deja que hiervan a fuego lento en la salsa durante unas horas. Encontrarás una salsa imbuida del sabor de las albóndigas jugosas y notablemente tiernas.

Sartén es un enfoque sabroso, aunque un poco desordenado. El mejor subproducto aquí son los trozos sobrantes de carne dorada. Desglasa la sartén con vino o agua para capturar esos maravillosos bocados que dan sabor, vertiéndolos en tu cacerola junto con las albóndigas para terminar el proceso de cocción.

Luego está el método de horneado, que es ideal para los domingos por la tarde o las noches de los días laborables en los que tienes muchas albóndigas para hacer. Dorarlas a fuego alto, luego, una vez más, echar las albóndigas en la salsa para terminarlas. 

Te puede interesar: El mejor queso para una Hamburguesa

Clásico plato de espagueti con albóndigas

Hágase un plato de los clásicos espaguetis con albóndigas. Cubre con queso y construya una legendaria albóndiga parmesana. Coloca un par en un bol y comer con una simple rebanada de pan blanco. O comerlo solo.

No importa cómo lo hagas, solo recuerda que cuando preparas y comes albóndigas. Ayudas a impulsar un humilde tesoro culinario, nacido de la tradición y la necesidad cultural.