Cuidado para el cuerpo

Higiene íntima de un niño y una niña

Ropa interior de niño y niña

La higiene íntima de niños y niñas es un asunto que preocupa a muchos padres, sobre todo cuando se trata de las niñas.

Sin embargo, cuando los pequeños dejan el pañal, la higiene de sus genitales juega un rol importante en su salud.

Aquí te explicamos la importancia de cuidar la higiene íntima de tu bebé, dependiendo si es niño o niña:

 

Higiene íntima en las niñas

Niña haciendo pipí junto a su mamá

Se dice que las niñas son más delicadas que los varones; esto es debido a que su piel genital es delgada, por lo tanto, su higiene íntima requiere cuidados delicados y es aquí donde tienes que pensar en ponerle pañales absorbentes Bio Baby, porque cuidan la zona más propensa a infecciones.

A continuación, compartimos algunas recomendaciones para el aseo íntimo infantil y para que lo pongas en practica en casa y se transforme en un hábito:

Enséñale a adoptar una posición en el baño

Generalmente, pocas veces se le presta atención a la posición que las niñas toman cuando se sientan en el inodoro.

A pesar de que se trata de un detalle significativo para cuidar la higiene íntima de la niña.

Por lo tanto, explícale que al sentarse, separe un poco sus rodillas. Y en caso que utilice un inodoro que no sea el de su casa, proporciónale los protectores de inodoro para evitar infecciones.

La limpieza de adelante hacia atrás

Las niñas deben mantener sus órganos genitales secos. Cada vez que van al baño deben secarse, usando papel higiénico sin olor y color.

La limpieza se debe iniciar separando los labios mayores. Asegúrate de que no queden residuos de papel, así tendrá un correcto cuidado de la piel.

Si la limpieza la vas a realizar con toallas o pañales de tela, estas deben ser de tela muy suave y utilizarse solo para secar la zona íntima.

Uso de ropa interior

Las niñas deben cambiar sus prendas íntimas todos los días, después del baño. Los calzones deben ser 100% algodón.

En caso de que moje o humedezca su ropa interior, deberás cambiarla las veces que sea necesario. Sugerimos que la niña no permanezca con la ropa húmeda después de ir a la playa, piscina o practicar deporte.

El lavado de su ropa interior será con jabón delicado o de seda, no utilices suavizante de tela, altera la microflora genital.

 

Higiene íntima en los niños

En el caso de los niños, es menos complicado, eso no quiere decir que deja de ser una zona delicada de higiene. Si tienes niños entre los 2 y 7 años, toma nota de las recomendaciones:

En qué posición deben orinar y evacuar

Al momento de ir al baño, los niños orinan de pie y evacuan sentados en la taza del baño.

Al principio, por los 2 o 3 años, los niños suelen orinar y evacuar sentados, pero con el tiempo, este hábito va cambiando.

Al inicio será una ardua tarea, te toparás con charquitos mientras tu niño perfecciona la puntería al orinar.

Finalmente, cuando logre hacerlo, indícale que antes y después de orinar y evacuar debe lavarse las manos con agua y jabón. 

La hora del baño del niño

Para cuidar la higiene íntima durante el baño de los niños, es aconsejable que los padres también vigilen y orienten a sus hijos en cuanto a los hábitos.

No se debe intentar retirar la piel del prepucio de un niño para limpiarlo porque podría causar daño. Cuando el niño tenga 3 o 4 años, el prepucio estará más suelto y se podrá retirar sin tener que recurrir a la fuerza.

Por otro lado, si el niño va a bañarse debe empezar desde su cabeza y finalizar con los pies.

Limpieza y aseo

Utiliza toallas húmedas suaves para su aseo, posterior limpia con un trozo de papel hasta que la zona quede completamente seca, si queda húmeda, las bacterias pueden proliferarse, así como en las niñas.

Inmediatamente después de ir al baño, el niño deberá lavarse las manos con agua y jabón; gracias a esta medida se evitan ciertas enfermedades infecciosas que se transmiten por vía oral-fecal a través de las manos.

Siguiendo estos consejos de higiene íntima en los niños y niñas y enseñándoles a preocuparse de su aseo personal, irán consolidando estos hábitos fundamentales para su salud y su vida diaria.