Cuidado para el cuerpo

Tips para la urticaria crónica

Chica rascando su espalda

La urticaria que puede aparecer en un área o estar presente en todo el cuerpo, es la forma cómo la piel reacciona, en ocasiones, a ciertos estímulos y el sistema de defensa del organismo se activa.

Los síntomas más comunes de urticaria crónica son:

  • Granos, placas o zonas rojizas en la piel
  • Picazón
  • Ardor
  • Hormigueo o calor en el área
  • Hinchazón

La gran mayoría de las urticarias son motivadas por reacciones alérgicas relacionadas con el consumo de marisco, al contacto de metales y el uso de ciertos cosméticos y, además, puede ser causado por:

  • Las picaduras de insectos
  • Contacto con hierbas o plantas
  • Cambio de clima (frío o calor)
  • Consumo de helados
  • Nadar en agua fría
  • Tomar un baño de vapor
  • El recubrimiento de algunos medicamentos (cápsulas)
  • Exposición solar

Es importante observar que hasta la tensión, las emociones y el agotamiento físico pueden también ocasionar urticaria.

Entonces, ¿hay manera de calmar los síntomas de la urticaria nerviosa? ¡Claro! Aparte de considerar un tratamiento con cetirizina, tenemos para ti algunas maneras naturales de calmar los síntomas de esta enfermedad:  

Cebolla

Corta una cebolla grande en rodajas y aplicar la más ancha directamente sobre la piel afectada y fijar con una venda.

Si el área afectada es amplia, resulta mejor frotar la piel con la rodaja, sin apretar, durante varios minutos.

Toma un baño curativo

Prepara un baño de agua caliente y agrega una taza de bicarbonato de sodio. Revuelve el agua e introdúcete en la bañera durante 20 minutos.

Este remedio es especialmente útil cuando la urticaria crónica se encuentra muy extendida en el cuerpo. Si no soportas el agua tan caliente será mejor que la tibies un poco con agua fría.

Leche de magnesia

Leche de magnesia y flores

Aplica leche de magnesia o agua de hamamelis directamente sobre el área afectada y en pocos minutos desaparecerá las molestias.

Repite su aplicación cuanto sea necesario, te recomendamos hacer con telas suaves, así no habrá peligro de empeorar la situación de la piel.

Tés curativos

Hierve dos cucharadas de hojas de tilo, manzanilla o valeriana en una taza de agua por 5 minutos. Bebe acompañando en las comidas principales.

Tiene un efecto sedante o tranquilizante y resulta beneficiosa especialmente si la urticaria crónica es producida por tensión emocional.

Compresas de hielo

Aplica una bolsa de hielo, compresas frías o frota directamente un cubo de hielo sobre la piel para aliviar la comezón, si la urticaria no es debida a una reacción alérgica al frío.

Con este remedio, se logrará constreñir los vasos sanguíneos de la superficie de la piel lo que disminuye la cantidad producida de histaminas irritantes.

Maicena

Envuelve en una tela fina el contenido de 1 taza de maicena en escarcha y varias flores molidas de manzanilla la cual debe sumergirse en el agua de la bañera o tina.

Avena

Hierve varias cucharadas de avena en hojuelas en un poco de agua hasta que se forme una pasta; deja enfriar, colócala en un pedazo de tela y aplica sobre las partes afectadas de tu cuerpo como compresas. Además, te ayudará a no dejar tu piel seca.

Evita las bebidas excitantes como el café, el té y los refrescos de cola. Disminuir o eliminar el consumo excesivo de grasas de origen animal ayudará a que estos tips naturales actúen sobre las partes afectadas por urticaria crónica.

Por último, ve al servicio de emergencia de inmediato si se presenta urticaria en boca y garganta, ya que se podrían bloquear las vías respiratorias.