My Blog

Mejora tu productividad en el trabajo

Chica contenta trabajando

¿Alguna vez terminaste tu día de trabajo sintiendo que no pudiste lograr todo en tu lista? Comienzas con un plan, una lista, un objetivo … pero al final del día, encuentras que tu lista de tareas pendientes es aún más larga.

¡Intenta incorporar estos consejos para aumentar tu productividad y trabajar de manera más inteligente!:

Detén la multitarea

Puede ser tentador querer ocuparte de algunas tareas a la vez, especialmente si parecen pequeñas o fáciles. Pero simplemente no funciona.

Nos estamos engañando a nosotros mismos cuando decimos que podemos hacer malabarismos fácilmente con llamadas telefónicas, presentaciones y almorzando. Concéntrate en una tarea a la vez, y en realidad terminarás completándola más rápido.

Toma descansos

Chica descansando en el trabajo

Podríamos pensar que trabajar más horas significa que estamos haciendo más cosas, pero nunca trabajamos tan bien cuando estamos agotados.

Los estudios demuestran que tomar descansos regulares ayuda a la concentración y aumenta tu estado de ánimo. Da un paseo de cinco minutos por la oficina o pasa 15 minutos tomando ese café a media tarde.

Recuerda que es indispensable que cuides la calidad de tu sueño, por lo que si sufres de insomnio, puedes auxiliarte con revenox, un tratamiento para regular el ciclo del sueño y como consecuencia, podrás dormir mejor.

Establecer metas pequeñas

A veces, mirar nuestros objetivos puede ser abrumador. Ver un puñado de grandes proyectos en nuestro calendario puede ser estresante … pero si lo divides en tareas más pequeñas, se sentirás con más control y será mucho mejor para aumentar tu productividad.

En lugar de escribir “finalizar proyecto”, divídelo en todas las tareas que tomarás. Esto te mantendrá encaminado en tu día a día y harás que los proyectos más grandes parezcan menos desalentadores.

Cuida las tareas más grandes cuando estás más alerta

Todos a veces hacemos a un lado grandes objetivos porque no estamos seguros de que los lograremos … Y para cuando los alcancemos, estamos demasiado cansados ​​de nuestro día para prestarles la atención que necesitan.

Comprender cuándo y cómo trabaja mejor es clave para lograr que esos grandes proyectos se realicen a tiempo. No hay un horario establecido que funcione para todos … si eres una persona mañanera, aborda las grandes tareas a primera hora de tu día.

“Regla de los dos minutos”

Aprovecha al máximo tu tiempo en el trabajo llenando esas pequeñas ventanas con tareas reales. Encontrar y completar tareas que demoran dos minutos o menos en realidad te ahorra tiempo. Entonces, si tomas menos de dos minutos, házlo ahora.

El otro aspecto de la regla de los dos minutos es que cualquier objetivo o hábito puede iniciarse en menos de dos minutos. Esto no significa que podrás completar cada tarea en 120 segundos, ¡pero comenzar nuevos objetivos es el primer paso para lograrlos!

No todos los días serán perfectamente buenos para tu productividad; no te golpees por eso. En cambio, reenfoca tu energía e implemente estos consejos. Una vez que encuentres el punto óptimo que funcione para ti, te sorprenderás de cuánto más puede hacer tanto dentro como fuera de la oficina.

Ahora discúlpanos mientras tomamos nuestro descanso de 15 minutos y nos hacemos un té con leche. Deberías tomar uno también.