Salud Natural y mucho más para tu día a día.
¿Qué es una quesadilla?
¿Qué es una quesadilla?

¿Qué es una quesadilla?

Una quesadilla es una tortilla de maíz o harina doblada por la mitad, rellena con varios ingredientes como queso, papas, champiñones, picadillo, chicharrón, sesos o flor de calabaza; pueden estar hechas al comal o fritas.

Aunque normalmente se sirve como una tortilla doblada, también se puede preparar con dos tortillas enteras. No obstante, la versión más común que usa dos tortillas enteras se llama sincronizada. Es una quesadilla rellena de jamón y queso y a veces chorizo ​​o frijoles fritos.

quesadilla de queso

¿Cómo hacer una quesadilla?

La versión más común y original de la quesadilla se rellena con queso Oaxaca, el cual es un queso mexicano en tiras similar a la mozzarella, hecho por el método de pasta filata (cuajada estirada).

La versión simple puede incluir unas hojas frescas de epazote (hierba picante mexicana) y tiras de chile poblano pelado.

Si ya llegó el momento de comer, te recomendamos aprovechar las promociones comida y pedir lo que más se te antoje en compañía de una bebida favorita; aprovecha los puntos de recompensa de tu restaurante favorito. ¡No dudes en aprovechar!

¿Cuál es el origen de la quesadilla?

Las quesadillas se desarrollaron después de que los colonos españoles llegaran a México en el siglo XVI. Las empanadas (pasteles rellenos) eran bastante populares en la España medieval.

Los ingredientes del Viejo Mundo, como el queso, el pollo o el pavo, se combinaron con alimentos del Nuevo Mundo, como la tortilla (tlaxcalli en náhuatl) para crear lo que ahora se conoce como quesadilla.

¡Este es un tema bastante candente! Bueno, un estudio etimológico básico de la palabra quesadilla apuntaría a la palabra queso y el sufijo diminutivo en dilla (que comenzó a aparecer en el siglo XV).

Más concretamente de la quesada (quesada pasiega), un tipo de tarta de queso típica de la región de Cantabria, en el norte de España.

Pero es un poco más complicado de lo que parece.

¿Siempre hay queso en una quesadilla?

En el Diccionario del Español de México, publicado por el Colegio de México, podemos leer que una quesadilla es una “tortilla de harina de maíz o de trigo doblada por la mitad, rellena de diversos alimentos como queso, papas, champiñones, picadillo, chicharrón, flor de calabaza, cocidos o fritos en comal”.

También se afirma que la palabra quesadilla no proviene del náhuatl y encuentra su origen en la receta asturiana casadiella, que era un postre en forma de empanadillas dulces elaboradas con masa de hojaldre mezclada con queso y rellenas de nueces y azúcar. La palabra finalmente se convirtió en quesadilla.

Ahora bien, el primer documento en el que consta la palabra quesadilla data de 1324 en la publicación catalana El Llibre de Sent Soví. Existe otra mención de la palabra en el libro L’Opera, de Bartolomeo Scappi, publicado en 1570.

“Cuando los conquistadores españoles llegaron a México, encontraron maíz y produjeron una versión americana de sus quesadillas, que posiblemente fue adoptada primero en Veracruz, antes de mudarse al centro del país, donde una población más cosmopolita hizo posible que las quesadillas se prepararan sin queso”.

El recetario más antiguo de México, El Nuevo cocinero mexicano, de 1888, indica que una quesadilla puede o no incluir queso en su preparación.

Pero antes, en 1831, el recetario El cocinero mexicano incluía una receta de quesadillas de regalo que incluía queso añejo, además de canela, azúcar, azafrán, clavo, pimienta negra y un poco de cilantro tostado y molido.

¡Compra la tuya con queso (o sin) y de paso prueba los sopes!

Una palabra que ha cambiado a lo largo de los años

José G. Moreno de Alba, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, escribió en 1992 una serie de artículos referentes al idioma español y su uso particular en México (mexicanismos) llamados Minucias del Lenguaje.

En estos artículos, describió cómo el término quesadilla ha perdido aspectos de su significado original.

Como resultado, las quesadillas contienen queso en la mayoría de los estados mexicanos, debido a su significado original. Sin embargo, en la Ciudad de México, la palabra ha perdido la mayoría de los aspectos de su significado original.

Esto explica por qué las quesadillas que se sirven en la capital pueden no incluir queso, y el ingrediente solo se incluye cuando se solicita.

¡Ahora, sabes que una “quesadilla de queso” puede no ser un pleonasmo!