Chica con tos con flemas
[ Cuídate ]

Dile adiós la tos con flemas

La tos con flemas es uno de los males más comunes y molestos que existen.

Por suerte existen remedios caseros y naturales contra la tos, lo cual significa que la mayoría de las veces no tendrás que recurrir a medicinas o médicos para aliviarla.

A continuación, te mostramos más:

Jarabe de miel para la tos

Existe evidencia científica de que la miel puede ser efectiva en el tratamiento de la tos con flemas y la garganta irritada. Puedes tomarla directamente o, para mejores resultados, mezcla miel con aceite de coco y jugo de limón.

También puedes tratar el viejo remedio de las abuelas antes de dormir: un trago de whiskey o coñac mezclado con miel.

Un baño caliente

Abre el agua caliente, cierra las ventanas y apaga cualquier tipo de ventilador. El vapor puede ser el peor enemigo de la tos; pero también tu mejor aliado.

El vapor trabaja suavizando las vías respiratorias y aflojando la congestión nasal y las flemas en tu garganta y pulmones.

Además es un excelente método después de medicarte con ambroxol, hará que el compuesto actúe directamente sobre tu sistema inmunológico para aliviar la tos con flemas.

Té de pimienta negra y miel

Pimienta negra y miel

Para la tos húmeda puedes probar un remedio de té de pimienta y miel; se dice que funciona porque la pimienta estimula la circulación y el flujo de flemas, y la miel es un alivio natural de la tos.

Utiliza una cucharadita de pimienta fresca y dos cucharadas de miel en una taza, y luego llénala con agua hirviendo. Tapa y deja remojando por 15 minutos, cuela y bebe.

Té de tomillo

En Alemania, el tomillo es un tratamiento contra la tos, las infecciones respiratorias y la bronquitis aprobado oficialmente.

Las pequeñas hojas de la hierba contienen un potente remedio que calma la tos con flemas y relaja los músculos de la tráquea, al tiempo que reduce la inflamación.

Puedes hacer té de tomillo remojando dos cucharadas de tomillo machacado en una taza de agua hirviendo por diez minutos, y luego colar. Añadir miel y limón mejora el sabor y añade fuerza al remedio.

Chupa un limón

Este remedio popular es realmente eficiente. Prepara la mitad de un limón y añade sal y pimienta, y después chúpalo.

La vitamina C del limón promueve la formación de colágeno que contribuye al buen estado de la piel y de los cartílagos, y a la buena cicatrización de las heridas.

También favorece la absorción del hierro que podamos ingerir con el desayuno y ayuda a limpiar la sangre.

Por otra parte, juega un papel crucial en el correcto funcionamiento del sistema inmunitario, lo que previene las infecciones y muchas otras enfermedades, como la tos con flemas.

Jengibre

El jengibre tiene muchísimas propiedades, y se ha utilizado desde la antigüedad por sus propiedades medicinales. Tiene capacidades antistamínicas y descongestionantes.

Puedes hacer un té de jengibre añadiendo 12 rebanadas de jengibre fresco en una olla con tres tazas de agua.

Deja hervir a fuego lento por 20 minutos y retíralo del calor. Cuélalo y añade una cucharada de miel y exprime un limón.

¿Qué te parecieron estos remedios para aliviar la tos con flemas? En verdad podemos decirte que estos trucos naturales funcionan, sólo recuerda ser constante y guardar mucho reposo, esa es la clave para cualquier enfermedad. 😉