Cuidado para el cuerpo

Remedios naturales para la gripe

Jugo de naranja y miel

¿Enfermarte? En la actualidad existe medicina en tabletas como Advil que te ayudará a cortar los síntomas de la molesta gripe lo más rápido posible, pero sabemos que hay gente que no le gusta acudir a la medicina y prefieren los remedios herbales.

Si eres de estas personas, aquí hay remedios naturales para el resfriado y la gripe que realmente funcionan con los ingredientes que tienes en tu cocina:

Haz gárgaras con agua salada

¡Haz esto tan pronto como empieces a sentirte enfermo!

No solo puede ayudar a aliviar un dolor de garganta irritante, sino que si regresas a tus días de ciencias en la escuela intermedia, el agua sigue a la sal (osmosis), por lo que la idea es que el agua salada con gárgaras en realidad extrae fluidos virales del área de la garganta.

1/4 a 1/2 cucharadita de sal disuelta en un vaso de 8 onzas de agua tibia y haz gárgaras con 1-2 veces al día. ¡Es de los remedios naturales más sencillos que existen!

Miel

Miel con limón

La miel no solo ayuda a calmar el dolor de garganta, sino que también funciona como un supresor de la tos. La miel puede calmar las membranas mucosas irritadas, lo que ayuda a eliminar la irritación que alimenta el reflejo de la tos.

Se ha demostrado que tanto la vitamina C como el zinc ayudan a apoyar tu sistema inmunológico, ¡así que es un triple golpe!

Tampoco hay ingredientes artificiales o colorantes o sabores agregados, por lo que es una excelente solución natural para tus síntomas de resfriado y tos.

Toma un trago de jengibre

El jengibre es antiinflamatorio y antibacteriano. Se sabe que ayuda con la congestión, las náuseas, los resfriados y las fiebres. Elige uno de una tienda de jugos local o toma una pizca de jengibre tú mismo.

Comer jengibre también puede ayudar, pero para obtener el mejor rendimiento por tu dinero, opta por el jugo por la mañana en ayunas. ¡Amarás los remedios naturales que podrás hacer con este ingrediente!

Jarabe de saúco

La baya del saúco es una fruta cultivada del árbol de saúco que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, lo que la convierte en una fuente inagotable para combatir los resfriados.

Propóleos

¿Sabías que las abejas producen más que solo miel? Sí, también hacen propóleos. El propóleos es la sustancia que las abejas usan para sellar sus colmenas, por lo que es súper antiviral y antibacteriano.

Es un ingrediente excelente para los remedios naturales y así combatir el resfriado común, la congestión nasal o el dolor de garganta.

Ajo

El ajo es un poderoso antioxidante con propiedades antimicrobianas, antivirales y antibióticas. El ajo está lleno de minerales, enzimas, vitamina C, azufre y selenio que ayudan a combatir los resfriados y las gripes.

Caldo de huesos

El caldo de huesos o esa sopa de pollo que las abuelas judías han estado haciendo durante siglos, en realidad no es solo un cuento.

Un tazón de sopa de pollo o caldo de huesos hecho en casa puede ser uno de los mejores remedios naturales para ayudar a combatir los resfriados y la gripe.

El caldo de huesos contiene aminoácidos antiinflamatorios y está repleto de vitaminas y minerales inmunes de soporte que son más fáciles de digerir para su cuerpo. Sin embargo, no busque esos cubos de caldo: ¡debe usar las cosas reales para obtener los beneficios!

Bonificación: ¡Duerme más!

Dale a tu cuerpo el descanso que necesita. Hemos aprendido esta lección muchas veces, pero para ayudar realmente a que tu cuerpo sane necesitas dormir tanto como lo necesites.

No solo intentes superar la enfermedad. Tu cuerpo está trabajando muy duro para luchar contra algo, así que descansa y permite que se recupere.

¡Todo está en la constancia! De nada servirá que realices alguno de estos remedios naturales sólo un día, procura hacerlos varios días seguidos mientras estas enfermo, verás que te harán sentir mejor. 😉