Jugo verde y vientre de mujer
[ Cuídate ]

Remedios para infecciones urinarias

Tal vez has escuchado las pesadillas de otras personas con una infección urinaria: la amiga que tiene una casi cada vez que tiene relaciones sexuales; la tía de 70 y tantos años que lucha con infecciones recurrentes ahora que es mayor.

O tal vez estés lidiando con síntomas aparentemente inesperados o después de un fin de semana de jacuzzis.

Dicho esto, hay momentos en los que tiene sentido que las personas con infecciones urinarias tomen la ruta de los remedios caseros porque algunas cosas realmente pueden ayudar y aquí te explicamos cómo tratar una infección urinaria en tu hogar:

Beber agua

Si padeces de una infección urinaria, los médicos te han recomendado aumentar tu ingesta diaria de agua para prevenir infecciones.

¿El agua alivia los síntomas existentes? Estás tratando de usar los mecanismos de defensa naturales del cuerpo para eliminar las bacterias y drenando la bacteria, se saldrá el virus con ayuda de auxiliares médicos como cefalexina u otro antibiótico recetado por tu médico.

Orinar con frecuencia

¡Si tienes que ir, vete! Orinar puede ayudar a eliminar las bacterias que causan infecciones urinarias, dicen los médicos.

Los estudios que involucraron a trabajadoras de fábricas taiwanesas con una alta tasa de infecciones sugieren una asociación entre el vaciamiento vesical tardío y las infecciones.

Después de una campaña educativa sobre la importancia de los líquidos y la micción, la ingesta de agua de los trabajadores y los descansos en el baño aumentaron y la prevalencia de las infecciones urinarias disminuyó .

Dosificar en D-manosa

La D-manosa es un azúcar simple con una superpotencia de prevención de infecciones urinarias y se adhiere a la bacteria.

Un pequeño ensayo aleatorizado encontró que las mujeres que tomaron 2 gramos de polvo de D-manosa durante 6 meses tuvieron significativamente menos infecciones recurrentes que las mujeres que tomaron un antibiótico para la prevención de infecciones urinarias.

Dale un giro al arándano

Bebida de arándanos con hielo

Algunas mujeres juran por el arándano para evitar las infecciones urinarias. Pero los resultados del estudio son decididamente mixtos, y muchos involucran a adultos mayores en la atención a largo plazo.

Los arándanos contienen proantocianidinas , sustancias químicas que evitan que las bacterias se adhieran a las células que recubren el tracto urinario.

Considera agregar vitamina C

La orina que es más ácida es menos acogedora para las bacterias y es por eso que algunas mujeres toman vitamina C, que contiene ácido ascórbico para evitar las infecciones.

Sin embargo, si ya estás tomando D-manosa y arándano y estás sano, es probable que agregar C a tu régimen no te haga daño. Muchos suplementos para la salud de la vejiga combinan estos tres agentes.

Prueba los probióticos

Los científicos están estudiando formas de prevenir las infecciones urinarias repoblando la vagina con bacterias saludables. Pero no está claro si tomar un suplemento probiótico oral hará el trabajo.

Se crees que los probióticos que contienen lactobacillus, una cepa de bacteria que se encuentra en la vagina y la vejiga, son útiles.

El problema es que hay muchas especies diferentes de lactobacilos, y los investigadores aún no saben cuáles pueden ser más eficaces. ¡Toma tus precauciones!

Aplicar calor

El calor puede ser un remedio casero efectivo para el dolor de casi cualquier infección.

Coloca una almohadilla térmica o una botella de agua caliente en tu abdomen o espalda para aliviar la incomodidad de una infección de vejiga o riñón. Este remedio también te ayudará a dormir bien.

Sabemos que en esos días no quieres ni salir de tu casa pero, aplicando más de uno de los consejos que acabamos de darte verás que las infecciones urinarias serán cuestión del pasado. 😉