Chica con nariz tapada
[ Homeopatía y herbolaria ]

Remedios para la congestión nasal

Los remedios caseros para la congestión nasal son muy comunes, señalando que debemos tener cuidado para evitar alguna reacción alérgica en los componentes.

Aliviar el problema de raíz con jarabes como vick u otros medicamentos, es una buena idea antes de que tu situación empeore.

Hojas de eucalipto

Hervir hojas de eucalipto en un recipiente y respirar su vapor, el cual nos ayudará a quitarnos este malestar y a descongestionar la nariz y sus vías respiratorias.

Infusión de hierbas

Será necesario conseguir algunas hojas de laurel, salvia y también unas cuantas ramitas de canela que se necesitarán poner en agua caliente.

Debemos señalar que el olor será muy fuerte y ayudará para destapar nuestra nariz.

Es necesario calentarla por un lapso de 5 a 10 minutos, una vez esto se puede ir tomando con calma, aunque todo dependerá que se pueda tolerar su sabor o simplemente tratar de “olerlo”.

Miel y vinagre

Dentro de un vaso de agua, necesitamos agregar 2 cucharas de vinagre de manzana, al igual que 2 cucharadas de miel; se dejarán reposar por un lapso de 3 minutos y una vez esto tomarlas inmediatamente.

Se recomienda tomarla 3 veces al día durante una semana para quitar este malestar de la congestión nasal.

Vapor de agua

En un recipiente se colocará agua para calentar y dejarla hasta que aparezca humo de manera continua.

Una vez esto, pondremos una máscara sobre nuestra cabeza y cerraremos los ojos para empezar a tratar de respirar el humo.

Conforme esto, nos ayudara a quitar el malestar de la congestión nasal.

Agua con sal marina

Aplicar unas gotas de agua con sal marina directamente sobre las vías nasales, ayudará a desinflamar los tejidos nasales, facilitando su respiración.

Recomendaciones

Dormir de lado

Cuando padeces congestión nasal algunas posturas resultan más propicias para dormir como situarse de costado, pues posicionando la cabeza boca arriba se puede agudizar la sensación de ahogamiento si la mucosidad se traslada a la garganta por la inercia de la gravedad.

Humedece tu entorno

Niña dormida con humidificador

Los humidificadores pueden resultar útiles en la rinitis y congestiones recurrentes manteniendo hidratada la nariz evitando la inflamación.

Mantente hidratado

Beber líquidos especialmente agua resulta de gran ayuda para disolver la mucosidad, lo que provoca la congestión nasal y aligerar su textura favoreciendo su expulsión.

Sé higiénico con tu cama

Cambiar sábanas y fundas de almohadas resulta útil cuando la congestión se debe a un proceso infeccioso para evitar la permanencia de los microorganismos en el espacio de contacto.

Eliminar el polvo

Estar en lugares limpios sin polvo, el polvo puede dañar las membranas mucosas.

Realiza ejercicio

El ejercicio ayuda a descongestionar naturalmente. Al elevar el ritmo cardíaco ayuda a despejar mejor las secreciones nasales.

Además es una buena opción para olvidarte del estrés.

¿Conoces otro remedio para aliviar la congestión nasal? Esperamos que te ayuden estos tips y te recuperes pronto.