Salud Natural y mucho más para tu día a día.
La historia del fish and chips
La historia del fish and chips

La historia del fish and chips

El plato fish and chips es una de las especialidades más pedidas de los restaurantes. Pescado, papas fritas, no hay nada más británico que el pescado y las papas fritas. Estos ingredientes son bañados en sal y empapado en vinagre. ¿Cómo, cuándo y dónde surgió este plato británico por excelencia?

El origen

Se cree que las papas fueron llevadas a Inglaterra desde el Nuevo Mundo en el siglo XVII por Sir Walter Raleigh, aunque se cree que los franceses inventaron la patata frita.

Tanto Lancashire como Londres afirman ser los primeros en inventar esta famosa comida: las papas fritas eran un alimento básico y barato del norte industrial. Mientras que el pescado frito se introdujo en el East End de Londres. En 1839, Charles Dickens se refirió a un “almacén de pescado frito” en su novela “Oliver Twist”.

La población pronto decidió que juntar pescado frito con papas fritas era una combinación muy sabrosa y así nació nuestro plato nacional de pescado y papas fritas.

plato fish and chips

El primer plato

Se cree que la primera tienda de fish and chips en el norte de Inglaterra abrió en Mossely, cerca de Oldham, Lancashire, alrededor de 1863. El Sr. Lees vendía pescado y papas fritas en una cabaña de madera en el mercado y luego transfirió el negocio a una tienda permanente. Al otro lado de la calle que tenía la siguiente inscripción en la ventana: “Esta es la primera tienda de pescado y papas fritas del mundo”.

Sin embargo, en Londres, se dice que Joseph Malin, un inmigrante judío, abrió una tienda en Cleveland Way al son de Bow Bells en la década de 1860. Fish and Chips Las tiendas de pescado y papas fritas eran originalmente pequeñas empresas familiares. A menudo administradas desde la “habitación delantera” de la casa y eran comunes a fines del siglo XIX.

Durante la última parte del siglo XIX y hasta bien entrado el siglo XX, el comercio de fish and chips se expandió enormemente para satisfacer las necesidades de la creciente población industrial de Gran Bretaña. De hecho, se podría decir que la Revolución Industrial fue impulsada en parte por el pescado y las papas fritas.

El desarrollo del arrastrero a vapor trajo pescado de todo el Atlántico Norte, Islandia y Groenlandia, y los ferrocarriles a vapor permitieron una distribución fácil y rápida del pescado por todo el país. 

Su importancia en la dieta 

El pescado y las papas fritas se volvieron tan esenciales para la dieta del hombre y la mujer comunes que una tienda en Bradford tuvo que contratar a un portero para controlar la cola en las horas punta durante 1931. El Ejército Territorial se preparó para la batalla con pescado y papas fritas proporcionado en carpas especiales de catering. Erigida en campos de entrenamiento en la década de 1930. 

La tienda de pescado y papas fritas fue invaluable para complementar la dieta semanal de la familia en la Segunda Guerra Mundial. Ya que el pescado y las papas fritas se encontraban entre los pocos alimentos que no se racionaban.  

¿Es bueno desde el punto de vista nutricional?  

El pescado y las patatas fritas son una valiosa fuente de proteínas, fibra, hierro y vitaminas, y proporcionan un tercio de la cantidad diaria recomendada de vitaminas para los hombres y casi la mitad para las mujeres. Es por eso que me gusta conocer si en los restaurantes cerca de mi ubicación tienen esta gran opción en su menú para disfrutar los sábados.

 En 1999, los británicos consumieron casi 300 millones de porciones de pescado y patatas fritas. Lo que equivale a seis porciones por cada hombre, mujer y niño del país.