Consejos para tratar una quemadura de sol

La exposición al sol, sin protección es un factor clave para el daño de la piel.

Incluso para aquellos que protegemos nuestra piel contra los rayos UVA y UVB.

Cuando tenemos una quemadura de sol debemos de tratarla lo mejor posible.

Aquí unos consejos para quemaduras por el sol:

Cuanto más tiempo está expuesta tu piel al sol, más daño puede recibir.

Esta exposición puede aumentar las posibilidades de cáncer de piel y volverse una piel seca.

Si ya surgieron ampollas como resultado es importante considerar atención médica lo antes posible.

Recuerda permanecer cubierto y en la sombra, usar protector solar de amplio espectro SPF 30.

Y aplicar en el transcurso del día, si tu piel comienza a enrojecerse, retírate del sol.

Si sientes tu piel como si ardiera en llamas es posible que te hayas quemado con el sol.

Toma un momento para enfriarte o toma una ducha o baño frío para aliviar el malestar y evita que aumente tu temperatura corporal.

No pases las toallas de baño en tu piel irritada ya que las sentirás como lija sobre la piel,.

Tampoco uses barras de jabón ya que algunos contienen limpiadores y fragancias que puede irritarte aún más la piel.

No tomes baños prolongados, permanecer mucho tiempo en la ducha provocará que tu piel se vuelva más seca.

Se irrite y tengas que recurrir a una crema para piel seca, recuerda que la piel seca te genera picazón y rascarte provocará dolor.

Si no puedes al instante darte una ducha, aplicar compresas frías ayudará.

No uses ropa ajustada ya que también te irritará la piel, tan pronto como puedas, quítate la ropa para evitar cualquier tensión innecesaria de una quemadura por el sol.

Si puedes quedarte sin ropa, hazlo o cúbrete con ropa holgada y liviana para evitar el dolor.

Busca un producto contra las quemaduras solares o crema para piel seca o para la irritación de la piel.

Estos productos se encuentran formulados específicamente para tratar los síntomas de quemaduras solares.

Una quemadura solar debe ser tratada adecuadamente.

La mayoría de las quemaduras solares vienen acompañadas de dolor e inflamación.

Tomar analgésicos de libre venta como paracetamol o ibuprofeno te ayudaran con el malestar.

Toma los medicamentos como se indica en la etiqueta y deja de usarlos si persisten las molestias.

En resumen, es importante el cuidado de la piel por eso te recomendamos que evites exponerte al sol de manera directa.