Bebé con alimentos verdes a su alrededor
[ Alimentos saludables ]

Complementando la alimentación para bebé

A partir de los 6 meses de edad se produce uno de los cambios principales en la alimentación para bebé. Es entonces cuando debes empezar a ofrecerle a tu hijo otro tipo de alimentos, además de la leche.

Es lo que se conoce como el inicio de la alimentación complementaria, cuyo nombre quiere decir precisamente eso, que se trata de una alimentación que complementa a la lactancia, ya sea materna o artificial.

Igual que ocurre en otras facetas del desarrollo infantil, no todos los bebés están preparados para el inicio de la alimentación complementaria al mismo tiempo y muchos pueden sufrir de estreñimiento. Es por eso que debes ofrecer nuevos alimentos sin obligar al bebé ni forzarlo

Aquí te damos más información sobre la alimentación para bebé 

Bebé comiendo sola

Algunas señales que indican que el bebé ya está preparado para iniciar la alimentación complementaria son:

  • Se aguanta sentado sin ayuda
  • Ha perdido el reflejo de extrusión, es decir, que no escupe ni empuja con la lengua los alimentos cuando tocan su boca
  • Se interesa por aquellos alimentos que ve a su alrededor

 Estos indicios suelen producirse en torno a los 6 meses de vida, por eso en esa etapa se recomienda iniciar la alimentación complementaria.

En ese momento, puedes empezar a ofrecerle al bebé otro tipo de alimentos, como por ejemplo fruta o cereales, incorporando los cereales con gluten poco a poco.

La leche es fundamental

No olvides que la leche seguirá siendo el alimento principal del bebé así que, ofrécele el pecho a menudo, si sigues con la lactancia materna, o leche de fórmula, si has optado por la lactancia artificial con ayuda de frisolac gold. 

Los nuevos alimentos que vayas incorporando a la dieta del bebé debes ofrecerlos de uno en uno, esperando al menos 3 días antes de introducir uno nuevo, para observar posibles reacciones, intolerancias o alergias.

Cocina los alimentos de la forma más sana posible (al vapor, hervidos o a la plancha) y dáselos o bien triturados (en forma de cremas o purés) o bien a pequeños trocitos o chafados con un tenedor, en función de la capacidad de cada niño. Evita el uso de sal y añade un chorrito de aceite de oliva.

Comienza con ciertos alimentos

Bebé comiendo frutas

Aunque no hay un consenso total en el orden y momento en el que comenzar a ofrecer ciertos alimentos, es recomendable empezar por los cereales, frutas y verduras a los 6 meses de edad, carnes blancas, alrededor de los 7 meses; incorporar la ternera a los 8 meses y empezar con el pescado blanco (merluza, lenguado, rape, etc.) sobre los 9 meses.

El huevo, las legumbres y la leche de vaca se recomienda introducirlas a partir de los 12 meses; los frutos rojos y frutos secos (siempre triturados, ya que pueden causar ahogamientos) a los 18 meses; y el marisco y otros crustáceos a los 2 años de edad.

Es posible que en alguna ocasión el bebé se niegue a comer y rechace los alimentos que le ofrezcas. En estos casos, debes tener en cuenta algunos factores clave para que el niño muestre interés por la comida.

No fuerces a tu hijo a comer, ya que además de contraproducente solo conseguirás el efecto contrario, y las comidas pueden convertirse en una auténtica odisea. Esperamos que estos tips puedan ayudarte con la alimentación para bebé y recuerda, los aceites esenciales pueden ayudar mucho a tu bebé. 

Etiquetas: