Chica con dolor por muela del juicio
[ Cuídate ]

Tips al extraer una muela del juicio

Si tu dentista recomienda extraerte las muelas del juicio, no te asustes. Será tan sabio después de la extracción como lo fue antes. De hecho, cuando estos terceros molares comienzan a afectar tu salud bucal, eliminarlos es la decisión más inteligente que puedes tomar.

Para evitar posibles problemas después de extraer una muela del juicio, estas son las instrucciones que te recomendamos después de la extracción:

Hinchazón

Aplica compresas de hielo en el exterior de tu boca de manera intermitente, 20 minutos si y 20 minutos no, por hasta dos días para minimizar la hinchazón, moretones o cualquier molestia. Si el dolor persiste puedes tomar chocos de arnica los cuales te ayudarán con las zonas hinchadas.

Si tu diente estaba infectado antes de la extracción, tu dentista puede pedirte que uses compresas tibias y húmedas en lugar de hielo.

Sangrado

Espera un poco de sangrado y mantén una gasa sobre el sitio de extracción durante 30 minutos después de la cirugía. Para un sangrado más abundante, muerde una gasa o coloca los dedos sobre la almohadilla de manera constante durante 30 minutos antes de retirarla.

Otra alternativa para calmar el sangrado después de extraer la muela del juicio es usar una bolsita de té humedecida por la misma cantidad de tiempo. El ácido tánico en el té contrae los vasos sangrantes, lo que ayuda a la coagulación de la sangre.

Cuidado de la boca

Chica con la boca abierta

Limita comer, beber y hablar durante las primeras dos horas después de la cirugía, y planea descansar por el resto del día. Para evitar desalojar el coágulo de sangre, no enjuagues vigorosamente ni uses una pajita cuando bebas.

Además, evita el ejercicio riguroso durante unos días, además de fumar o escupir en exceso el día de la cirugía o siempre que haya sangrado. Después de 12 horas, puedes enjuagarte suavemente con un enjuague bucal diluido o con agua salada.

Después, puedes cepillar tus dientes cuidadosamente la noche de la cirugía, pero evita el área quirúrgica lo mejor que puedas.

Dieta

Después de que se detenga el sangrado, bebe muchos líquidos tibios o fríos para mantenerte hidratado. Come comidas regulares, que te ayudarán a tener una alimentación saludable pero empieza con líquidos claros y alimentos blandos.

Los budines, las gelatinas, los huevos, el puré de papas y los cereales cocidos son buenas opciones, al igual que las verduras, las carnes y las frutas que se han licuado en una licuadora.

Para evitar desalojar el coágulo de sangre que quedó en lugar de la muela del juicio, será mejor que evites el consumo de bebidas gaseosas y de alimentos como palomitas de maíz, maní y pasta que pueden dejar partículas en tu cavidad.

Medicamentos

Toma los analgésicos y antibióticos recetados para la infección exactamente como lo indique tu dentista. Recuerda, si estás tomando un analgésico narcótico fuerte, se te pedirá que no conduzcas ni manejes maquinaria y que evites las bebidas alcohólicas.

Cuándo llamar a su dentista

Cualquier dolor e hinchazón que tengas debe mejorar cada día, pero llama a tu dentista si experimentas alguno de los siguientes síntomas:

  • Hinchazón que empeora en lugar de mejorar
  • Sangrado excesivo
  • Dolor intenso y punzante tres o cuatro días después de la cirugía
  • Fiebre elevada que persiste

Ya sea que te extraigan una muela del juicio o las cuatro, ten en cuenta que tu dentista sabe cómo realizar este procedimiento sin complicaciones; solo necesitas usar tu sabiduría para escuchar y tener el cuidado debido después de la extracción. ¡Ojalá te haya ayudado este artículo!